Blogia
tierraragonesa

El arte de lo imposible: La política en el estado español

El arte de lo imposible: La política en el estado español

Un gobierno socialdemócrata, como se supone  el del PSOE,  debería  actuar de un modo más firme y decidido, en apoyo de las clases sociales más desfavorecidas en esta crisis, sin perder nunca de vista el norte, evidentemente,   impulsar y activar iniciativas, proyectos y propuestas, que sirvan para dinamizar y optimizar la economía y el empleo, siempre utilizando políticas  ACTIVAS, e indudablemente, mucho más imaginativas que las realizadas hasta ahora, que estimulen el tejido productivo, y faciliten la incorporación al mercado laboral a un creciente número de parados, mejorando su poder adquisitivo y calidad de vida.

Este planteamiento no es mera dialéctica utópica, o palabras de político exentas de contenido, es más bien el planteamiento de toda una filosofía de acción política, que todo ejecutivo con cierto sentido del menos común de los sentidos debería de tener: El sentido común.

Los temas que más deberían de preocuparnos a los políticos y partidos en esta legislatura,  son el paro y la economía, (en este orden), pero sus señorías, poco afectados por la crisis económica y laboral en la que el resto de ciudadanos-mortales estamos sumergidos, estiman mejor y más oportuno hablar de si mismos o de sus partidos.

Zapatero dirige un gobierno totalmente presidencialista, (propio del gran felino que esconde su corazón de Leo. Pero sus grandes rasgos de Cáncer, hace que si hay luna llena, una buena mañana se nos despierte el Sr. Presidente con ganas de un nuevo ministerio, o que todos los ciudadanos incluyendo los ricos puedan deducirse 400 euros en la declaración de la renta), donde entre dimes y diretes, titubeos, zozobras y desmayos producidos por la marcha atrás de iniciativas y proyectos,   ZP da una imagen de imprevisión y provisionalidad, que difícilmente pueden digerir los ciudadanos que contemplan atónitos el lamentable espectáculo, angustiados además por sus propios asuntos personales que como podemos percibir en los medios de comunicación no son los mismos que tienen estos “próceres de la patria”;  el gobierno estatal acuerda medidas que luego no concreta y la sensación es que vamos totalmente a la deriva..

Continúan estos políticos de pandereta, expertos en naderías, hablando de ellos mismos de sus intereses personales y de los intereses de sus partidos intentando forzar una polarización y el bipartidismo entre los ciudadanos mientras nos entretienen con decenas de fruslerías.

Rajoy y el PP han estado todo el verano hablando de contubernios, de estados policiales, de complots políticos, y no han presentado ni una sola prueba que refute tan paranoicos postulados, eso sí, nos hemos entretenido un rato y no hemos pensado en el paro, ni en la crisis o en nuestra situación económica y personal.

Otras muchas han sido las cortinas de humo con los cuales nos han distraído, todas bien nimias y poco enjundiosas, estos profesionales de la farándula,  a saber: el estatut y el tribunal constitucional, la gripe A, el contubernio del PP, las dudas y zozobras existenciales de ZP, etc . Puro entretenimiento para que no pensemos en lo que de verdad es más importante para los ciudadanos en esta legislatura, el paro (hay más de 3.600.000 parados en todo el estado español) y por supuesto la crisis económica de la cual algunos países europeos como Alemania y Francia  parece que están comenzando a remontar, así como EEUU, no así el estado español , y todo por culpa de su burbuja inmobiliaria, la deuda de las administraciones, el déficit publico, financiero y lo que es peor, la falta de unas directrices económicas claras y decididas que movilicen de una vez la economía que desgraciadamente se ha desmoronado en un año y medio cerca de ocho puntos (esto debería de ser una preocupación prioritaria). La crisis financiera y la idiosincrasia y especifidad de la economía estatal que esta siendo una verdadera rémora a la hora de activar la economía.

Y en estas estamos, mientras Marcelino Iglesias no mueve un dedo sin que se lo sugieran-ordenen en Madrid  está esperando a ver si le solucionan la papeleta de la economía, Zapatero tampoco hace mucho esperando que su jefe, el todopoderoso señor de la casa blanca, le arregle los asuntos económicos.

Y,  es que la política y los políticos son así,  convierten lo imposible en posible y a esto le llaman política, nos tienen entretenidos y así no pensamos en lo que  verdaderamente nos angustia y preocupa

La impresión es que este otoño será muy duro en el terreno político, laboral y económico, el panorama desgraciadamente pinta más bien sombrío.

Parte de la solución tal vez estuviera en poner en marcha no solo medidas coyunturales sino hacer amplias reformas estructurales. Un Estado fuertemente burocrático como el español debe de reconducirse gradualmente, terminando con el proteccionismo de los cárteles y sectores privilegiados de la economía estatal, favoreciendo globalmente la competitividad empresarial y el poder adquisitivo de los trabajadores. La falta de oportunidades y de apoyo para fortalecer el tejido productivo es patente. El modelo cooperativo vasco de Mondragón y SAIOLA, mal que algunos les pese por ser un éxito vasco, son modélicos a nivel mundial, y bien podrían sentar la base de una reconversión estructural y de cultura económica en el estado español si se desarrollara al mismo nivel en todo el estado. Es necesario buscar nuevos sectores de desarrollo económico, apostar por políticas activas de empleo y no solo por las pasivas centradas en la creación de nuevo empleo público, no quedarse como esta haciendo Marcelino y ZP, a verlas venir, esperando a ver si alguien nos arregla el asuntillo y nos hace un apaño mientras tanto y por lo que queda de legislatura, el entretenimiento esta asegurado, el futuro laboral y económico desgraciadamente no y mientras  crece de una forma exponencial el déficit publico a ZP solo se le ocurre una forma de paliarlo, subiendo los impuestos indirectos y  la presión fiscal a las rentas de las clases medias,  sectores sociales que siempre acaban pagando las crisis económicas,  en lugar de elaborar unas subidas de impuestos sobre unas bases de progresividad.

Las subidas de impuestos deben de estudiarse detenidamente. 

Hay que subir los impuestos a las rentas del capital y no a las rentas de las clases medias que bastante están ya soportando la crisis económica,  no hay que realizar una subida de los impuestos que pagamos la mayoría de los ciudadanos en nuestra vida cotidiana, sino apostar por un incremento para las sociedades de inversión variable que solo tributan el 1% de sus beneficios, subir el IVA en los artículos de lujo, etc . La fiscalidad española está por debajo de la Europea y en el estado español debería de ser más homogénea y progresiva.

Con todo esto, no me extraña que siete de cada diez ciudadanos no confíe ya en Zapatero y ocho de cada diez desconfíe de Rajoy,  parece que vayamos a la deriva y zozobrando, el vía crucis aun no ha terminado.

Memento Mori

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres