Blogia
tierraragonesa

“Y la nave va”............a duras penas.

“Y la nave va”............a duras penas.

Hartos como estamos de oír debatir sobre un asunto que a los de tierra adentro nos suena lejano, contentos por supuesto porque las personas son lo primero y los marineros del Alakrana ya están en su casa, nos volvemos a preguntar: ¿hasta donde llegará este barco? el barco del estado, de las instituciones públicas, de los gobiernos autonómicos y central.

En la película de Fellini, la nave se escora hacia el fascismo sin que los que forman parte de su pasaje puedan hacer nada por evitarlo, pero, siempre bajo mi humilde punto de vista, aquí, ahora, ya vivimos de facto una especie de fascismo económico-social por él que los más desfavorecidos siguen pagando las facturas y las harturas de los poderosos. No encuentro diferencia entre esto y los fascismos de los años 20 y 30 del pasado siglo, ya que aunque contamos con amplios derechos en el papel, es muy difícil hacerlos efectivos si te encuentras en un proceso de exclusión social por no tener trabajo o porque este no dé unos beneficios capaces de poder mantener una calidad de vida adecuada.

Los ciudadanos nos sorprendemos con las medidas que se toman por parte de la clase política para impulsar el empleo y/o los  incentivos empresariales para la creación del mismo. Como siempre digo están demasiado ocupados hablando de sí mismos y de sus intereses personales y partidistas, porque solo vemos la búsqueda de réditos políticos hasta en asuntos tan serios y graves como el de la perdida de empleo por una amplia parte de la sociedad en el estado español.

Curiosamente, las comunidades de Navarra y País Vasco, son las que mejor están superando esta profunda crisis.  La administración de sus propios recursos, sin tener que esperar a las dadivas de Madrid, hace que sean capaces de gestionar mejor los impuestos de sus ciudadanos, tener su propia hacienda les facilita el conocimiento de sus necesidades humanas y sociales para solucionarlas desde su propio punto de vista. Por otro lado, sus cooperativismos, esa participación de los trabajadores en la gestión de las empresas, está consiguiendo, con reducciones de jornada, con arreglos internos entre los propios trabajadores, que los índices de paro no estén disparándose como en el resto del estado.

Así que nosotros, TA, pensamos que “Donde caben dos caben tres”, que si en el estado español caben dos comunidades forales, nosotros también  podemos caber, restableciendo nuestro derecho foral, actualizado, reclamando nuestra propia hacienda, para que Aragón pueda tener un futuro propio, como tierra de oportunidades, de libertad y derechos; como parte de nuestros objetivos presentamos una batería de propuestas para la creación de empleo, en donde se tenia en cuenta  también que nuestra tierra está llena de pequeñas empresas familiares y autónomos, que son los que, junto con los trabajadores,  están sufriendo más esta crisis. A continuación incluyo el link a este documento:

Plan de empleo de TA

http://www.tierraaragonesa.com/propuestas.asp

No obstante, no solo necesitamos la creación de empleo y la consolidación de las empresas aragonesas, también queremos reivindicar la contención del gasto publico, pero ojo, no el gasto social, ni sanitario, ni todo aquello que nos ayuda como personas a vivir mejor y que financiamos con nuestros impuestos. Hay que contener ese gasto que solo sirve para saraos y fiestas, para proyectos estrambóticos, para tener decenas de asesores que sangran al erario publico, ese gasto en sueldos millonarios y pensiones vitalicias. La clase política debería, por ética,  ser más íntegra en estos asuntos y no ostentar derechos que el resto de los trabajadores no poseen.

Hay que procurar el ahorro en recursos materiales y humanos, tal como estamos haciendo las empresas y las familias, y gastar solo en lo imprescindible. Es indignante que a los ciudadanos se les recorten las prestaciones, mientras nuestros próceres siguen gastando a manos llenas en asuntos que están más cerca de lo personal que de lo publico.

Finalmente, no podemos olvidar el sangrado que produce en las arcas publicas, los asuntos de corrupción, ya que encarecen hasta limites insospechados las obras y asuntos públicos, pudiendo llegar a costar hasta el doble de su valor real en el  mercado.

La claridad de las cuentas de las administraciones debería de estar por encima de cualquier cuestión partidista, ser algo tan natural como que los ciudadanos tenemos que tener el derecho de saber que se hace con nuestro dinero. No olvidemos que hay algunas cuestiones tan oscuras como las cuentas de la expo2008, cuentas que todavía estamos esperando que se presenten y como este ejemplo otros en cualquier administración.

Solo tomando medidas drasticas, tanto en las instituciones como dentro de los partidos, conseguiremos ahondar y atajar estas situaciones y ya es urgente que todos nos pongamos en esta labor.

Tal vez, si somos capaces de poner un rumbo adecuado, izando las velas hacia un buen viento, consigamos que esta nave, ahora desorientada, nos lleve hacia gobiernos más justos, a ciudadanos más comprometidos. El reto está ahí, solo hay que perseguirlo.

Pardina Baxa

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres