Blogia
tierraragonesa

Una visión aragonesa de Europa (II y Final)

Una visión aragonesa  de Europa (II y Final)

 

 

Como decíamos en el anterior artículo, en la Europa de la Comunidad Económico Europea, se ha venido considerando tan solo el concepto liberal de derechos civiles y políticos, para el ejercicio pleno de la ciudadanía. Sin embargo, nosotros tenemos una visión de la Europa social, de los pueblos y de los trabajadores, queremos por lo tanto instaurar un nuevo concepto de ciudadanía, determinado por un conjunto de derechos civiles, políticos y sociales. La inclusión de los derechos sociales en el concepto de ciudadanía es un fundamento esencial de la nueva acción política en la que debe de avanzarse en el futuro, superando así el viejo y caduco concepto liberal en el que sólo eran considerados los derechos civiles y políticos. El objetivo de los Derechos sociales es aminorar las diferencias entre iguales – sin distinción alguna – en dignidad, derechos y obligaciones. Una nueva Europa social de los pueblos, debería de estar basada primero en un nuevo texto marco constitucional de carácter confederal, en el que se recoja y regule este concepto, sirviendo como base jurídica de todos sus miembros y con aplicación a todos los ciudadanos de la CEE.

 

Los desmanes financieros y de las administraciones, que estamos viviendo en todo el ámbito mundial, han provocado una burbuja financiera, bursátil, industrial e inmobiliaria con unas consecuencias terribles;  en el estado español, la recesión económica es de extraordinarias dimensiones e impredecibles efectos, ya que la perspectiva futura de la economía española, es una de las peores de todos los estados de Europa. La nueva Unión Europea que propugnamos, debe de tener mejores mecanismos de regulación y control del mercado de capitales y ser estricta en el cumplimiento de la legalidad, intervencionista cuando se requiera asegurar la justicia social y la prosperidad, el bienestar  de la ciudadanía, empezando por los más desfavorecidos,  debe de asegurar que la riqueza de los pueblos les pertenece en primer término y buscar mecanismos para paliar el desequilibrio económico territorial.

 

En el Estudio del  Comité Económico y Social Europeo del año 2007,  se reconoce que la economía social desarrollada por agentes privados  no encaja en el funcionamiento y desarrollo del capitalismo histórico tradicional, se constituyen por tanto como un competidor a su modelo de creación de riqueza. Por ello entendemos, que una Europa Social, debe de caminar hacia nuevas políticas de generación de riqueza desde políticas sociales y económicas decididas y sobre todo, efectivas y eficaces.

 

TA propugna para Europa un desarrollo sostenible en todo el ámbito europeo. Para que el planeta pueda recuperar su equilibrio medioambiental, debemos de impulsar un cambio en las formas y en los planteamientos de las nuevas políticas sociales y económicas. Es la Tierra, el planeta, en sí mismo la prioridad, y el ser humano, el que debe de encontrar el equilibrio con la sostenibilidad  del medio en el que habita. La principal riqueza que tenemos, el medio natural, debe de ser considerado en sí mismo como un patrimonio humano, el cual es prioritario conservar por encima de intereses especulativos de cualquier índole. En este sentido queremos impulsar un desarrollo sustentable medioambientalmente, superando los conceptos tradicionales de desarrollo económico salvaje, desarrollista e insostenible.

 

La Unión de países europeos debe de cambiar sus prioridades. A partir de ahora, el crecimiento económico como prioridad, debería de traducirse en planes activos de desarrollo de políticas para la creación de empleo como objetivo prioritario, así como las políticas proteccionistas del empleo, en lugar del beneficio económico empresarial como ha sido pauta hasta la fecha.

 

En la actualidad, y pese a la injusticia que supone, los grandes productores agrícolas siguen absorbiendo la mayor parte del presupuesto de la Unión Europea. La PAC 2013 debe de adquirir legitimidad social y económica basada en ayudas de forma prioritaria, por la actividad desarrollada por el agricultor y ganadero, que profesionalmente viven de su trabajo en el campo, generalmente pequeñas explotaciones familiares, así como a las comunidades de pescadores. En este sentido y con una visión totalmente aragonesa proponemos:

 

§        La Unión Europea debería de establecer un nuevo marco que regule la comercialización de las importaciones de productos alimenticios de países terceros.

§        El fomento decidido de la agricultura y ganadería ecológica.

§        La protección de los caladeros pesqueros mediante la aplicación real de políticas regulatorias de los métodos de pesca, épocas de descanso, etc.

§        El impulso de políticas que favorezcan el asentamiento de la población en zonas rurales tomando como principal actividad económica la agrícola o ganadera, así como el fomento de la incorporación de jóvenes en estas actividades.

§        Adaptación de los seguros ganaderos a las realidades de las producciones.

§        Creación de un fondo europeo para  solventar daños estructurales por largos períodos de sequía o efectos de grandes inundaciones, catástrofes.

 

El derecho inalienable de todos los pueblos a preservar su identidad cultural en todas sus diferentes manifestaciones. La Cultura de Tradición Popular como expresión por excelencia de los pueblos europeos, tiene un valor social, cultural, y político vital para las comunidades humanas que lo conforman. Por ello, la integración en la identidad local y su potenciación, conduce a un nuevo concepto de europeismo. En este sentido entendemos que el Papel de la Unión Europea debe de ser determinante  desde su acción política y cultural. Por otro lado, todas las lenguas tienen derecho a ser reconocidas oficialmente por la Unión Europea, sin que exista una diferencia artificial entre lenguas estatales y otras lenguas. Desde la coalición RSE lucharemos para conseguir la cooficialidad de las lenguas autóctonas allá donde se hablen, y se actuará políticamente para la formación, protección, desarrollo, normalización y socialización, donde se requiera,  de las lenguas minoritarias. Políticas firmes y decididas sobre todo  si son lenguas en peligro de extinción.

 

Desde TA y la coalición nos comprometemos a  actuar y trabajar decididamente por la igualdad de derechos y por el fin de la discriminación por motivos de nacionalidad, orientación sexual, religión, raza, género, lengua, o edad, así como desarrollar políticas eficaces para  erradicar  la violencia en la sociedad con políticas preventivas y de educación en valores.

 

Apoyamos una política exterior común para toda la Unión Europea. La seguridad, la defensa y la diplomacia de la UE deben estar englobadas en una única institución que preconice un mundo multipolar contrario a la guerra y que combata la injusticia, el hambre, el colonialismo y control de materias primas como las principales causas de la mayoría de los conflictos sociales y bélicos.

 

Entre todos podemos hacer una Europa mejor, un continente de los ciudadanos, de los derechos sociales, de la justicia y la libertad, juntos entre todos podemos lograr que Aragón vuelva a tener algo que decir en el viejo continente, podemos ayudar a mejorar Europa a la vez que mejoramos Aragón.

 

 

 

Tierra Aragonesa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres